La miel de espliego es producida por las abejas principalmente en las zonas de

Aragón, Castilla la Mancha, Castilla y León, Cataluña y Comunidad Valenciana.

donde crece en abundancia esta flor de lavanda (lavandula Angustifolia Mili y Lavandula latifolia hill).

tambien se cultiva en la provincia de cuenca.

siendo los apicultores transhumantes como nosotros,quienes la llevamos a los cultivos

Estas mieles son de color claro, de un tono ámbar, aunque en ocasiones puede tender al blanquecino.

Su aroma nos recuerda a la flor de lavanda.  Tiene un sabor característico a la lavanda y una consistencia bastante fluida.

Un producto natural elaborado mediante el néctar de las flores de lavanda

extraído por las abejas y modificado por ellas para elaborar este dulce de carácter aromático

y es aquí cuando nos damos cuenta del valor que tiene este alimento.

La flor de espliego

La flor del espliego es una planta aromática, florece en los meses de julio y agosto

crece en lugares soleados, secos y pedregosos.

Este arbusto que resiste a las heladas posee hojas en espigas y flores que van del color violeta al azul.

Los beneficios de sus flores, al igual que la miel de espliego

además de ser perfumadas tienen propiedades curativas sobre afecciones de garganta.

Este tipo de flor se ha utilizado desde siglos como un buen remedio para los dolores de garganta y los resfriados.

Beneficios y propiedades de la miel de espliego

Por su poder bactericida y antiséptico

la miel de espliego (lavanda) está indicada en uso externo para picaduras de insectos, quemaduras y heridas.

Está indicada como complemento en el tratamiento de enfermedades de los bronquios.

También se recomienda para los catarros con congestión de las vías respiratorias.

Actúa como calmante de la tos y de las molestias de la garganta. Buen anti diarreico.